La Web 2.0 como canal de servicios

En la actualidad es una realidad el impacto que internet ha tenido en la sociedad y los nuevos modelos de negocios que se han establecido en torno a esto. Basado en una experiencia de usuario mejorada y enriquecida con elementos visuales y funcionales, base de la web 2.0 (la cual se apalanca en conceptos como redes sociales, wikis, blogs, estandarización, audio, video, entre otros), los modelos de negocios a través de internet han puesto su foco de captación en los sitios web que por sus características de web 2.0 agrupan números importantes de usuarios.

Sin embargo, debido a este mismo proceso de evolución de la web y el crecimiento de una nueva generación de portales de contacto social (mejor conocidos como redes sociales en internet), los modelos de negocios tradicionales en internet han tenido que evolucionar también. Esto nos dice que el simple despliegue de publicidad estándar como modelo de negocio ya no es suficiente en esta web evolucionada, abriendo oportunidades importantes como lo es la prestación de servicios de mayor alcance e impacto a través de este entorno enriquecido para el usuario.

Cuando hablamos de servicios en internet nos referimos al desarrollo de un canal digital que permite a los usuarios no solo hacer uso de la web como herramienta de búsqueda y/o exposición de contenido, sino también llevar actividades o procesos cotidianos a una interfaz evolucionada de cara al consumo de usuarios terceros.

La prestación de servicios a través de internet toma fuerza basado en la tendencia tecnológica que busca utilizar la web como un canal preferido para ofrecer la utilización de software bajo modelos de suscripción, superando barreras de hardware, localización y distribución que están presentes en el modelo tradicional de comercialización de software. En este sentido, podemos apalancarnos en dos modelos de distribución de software: Software como servicio (SaaS por sus siglas en inglés) y software más servicios (S+S).

Software como servicio (Saas)

Este modelo se basa en el hospedaje de una aplicación en un proveedor de servicios para luego ser ofrecida como un servicio a sus clientes a través de internet, pero ¿Cómo se interpreta esto en un contexto técnico?. Este modelo nos permite desarrollar aplicaciones que nuestros clientes consumirán directamente en internet, evitando entrar en temas de instalación y configuración en el equipo del usuario final así como también evitando temas referente a requerimientos de hardware para la puesta en marcha de la aplicación.

Este modelo es muy utilizado para llevar aplicaciones completas a internet. Mencionando algunos casos que aplican a este modelo:

  • CRM (Customer Relationship Management) y ERP (Enterprise Resource Planning)
  • Gestión de contactos
  • Gestión de proyectos
  • Control de actividades
  • Servicios de exposición de información por suscripción (revistas, periódicos, artículos)
  • Respaldo de información online (servicios de almacenamiento virtual)
  • Banca online
  • Helpdesk
  • Pagos online

Software más servicios (S+S)

S+S es la combinación del software tradicional consumiendo servicios remotos a través de internet, lo cual permite proveer una consistente y perfectamente integrada experiencia de usuario. Este modelo es utilizado para aplicaciones que manejan información o comparten información con entornos extendidos y no en redes cerradas como pudiese ser una intranet. También es usado para casos donde la información proviene de orígenes que se encuentran en constante actualización. Algunos casos de este modelo que se pueden mencionar son:

Aplicaciones especializadas con datos de actualizaciones frecuentes, como por ejemplo: indicadores financieros, play by play, monitoreo de actividades en tiempo real, sistemas de soporte, juegos, entre otros.
Entrega de contenido digital con interfaces gráficas e interacciones de usuario avanzadas, como por ejemplo: lectores de contenido digital por suscripción (periódicos, revistas, manuales, etc.), sistemas de entrenamiento y aplicaciones de contenido geográfico.
Sistemas de sincronización, manejo de versiones y respaldo de información.

¿Cómo integramos estos modelos con la web 2.0?

La Web 2.0 permite a estos modelos mejorar la forma en que los servicios basados en internet son mostrados y son utilizados por los usuarios, haciéndolos más amigables y atractivos para su adquisición. Componentes como la visualización, manipulación y usabilidad son vitales hoy en día para la supervivencia de cualquier servicio que esté pensado para exponerse en internet.

La visualización es un componente que normalmente define si el usuario pasará la prueba del minuto inicial de navegación, es decir, si el servicio se ve claro, con mensajes precisos e intuitivo, lo más seguro es que el usuario seguirá ahí y aumenta su posibilidad de tomar este servicio. Es fundamental apoyar nuestro entorno visual con elementos claves de navegación y relacionales como mapas interactivos de nuestros sitio y/o servicio, apoyar el despliegue de información con tags y nubes de palabras claves que permitan al usuario filtrar y personalizar la información que quiere ver o la funcionalidad que quiere utilizar.

Otro componente importante es la manipulación. Nuestros servicios deben tener la habilidad de ser consumidos y manipulados desde interfaces de navegación que sean amigables e intuitivas para el usuario, como por ejemplo, exponiendo estos servicios dentro de aplicaciones en redes sociales y gadgets donde el usuario ya está familiarizado con el uso del mismo, haciendo uso de interfaces propias apoyadas de elementos como AJAX para facilitar la navegación y controles avanzados que permitan al usuario tocar el mayor número de funcionalidades y datos en una interfaz rica y flexible para su uso.

Sin embargo, de nada serviría si lo que estamos ofreciendo se ve bien, es fácil de usar pero el usuario no entiende para qué sirve y qué necesidad cubre. En este sentido, es importante que en todo momento quede claro cuál es el uso principal y cómo lo que estamos ofreciendo tiene sentido para mejorar, optimizar, automatizar y/o facilitar la gestión de actividades o procesos específicos, siempre haciendo uso y apoyándose en elementos ya reconocidos por los usuarios de internet como lo son los wikis, blogs, videos, foros y en general cualquier canal de internet a través del cual el éste pueda obtener información clara del tanto del ofertante como la experiencia de otros usuarios que ya hacen uso de los servicios que se están ofreciendo.

Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s